Arnulfo Taharón llevó La “química” al béisbol…

Gobernador de Bolívar dio inicio a obras de la gran Unidad Deportiva Departamental Rocky Valdez
marzo 29, 2019

Arnulfo Taharón llevó La “química” al béisbol…

Arnulfo Taharón fue más que un manager, un ser humano extraordinario, amigo de sus amigos, con una visión especial para analizar el  rey de los deportes, un cartagenero raizal preocupado por los temas de su ciudad natal.

En una ciudad de rancio abolengo, donde los managers son al mismo tiempo entrenadores, Taharón, rompió ese paradigma, se rodeó de “sabios” de la preparación como Pedro Ortiz Lastra, Daniel Ortiz Sánchez y Justo de Ávila, entre otros ilustres hombres del béisbol.

Sus múltiples ocupaciones académicas le impedían estar diariamente en los entrenamientos del equipo, pero no fue obstáculo para conocer las virtudes y defectos de cada jugador integrante de su equipo, la “química” la llevó al béisbol.

Supo amalgamar en la novena universitaria, a trabajadores de la institución, además de los jóvenes deportistas que cursaban sus distintas carreras, en una verdadera integración de los estamentos del “Alma Mater” de la Calle San Agustín.

De hecho varias de las “Súper Estrellas” del equipo no eran universitarios en el sentido literal del vocablo, pero todos sin excepción eran unos profesionales del béisbol, caminaban con la filosofía de su estratega.

Recordamos entre otros a Jairo “Morochito” Martínez, Rafael Puerta, Daniel Mercado, Isidro García, Horacio “Bayunca” Guzmán, Reynaldo León, Álvaro Altahona, varios de los cuales consiguieron con  mucha honestidad sus pensiones.

Directivos de la institución motivados por el Dr. Taharón fueron igualmente valiosos, por aquellas calendas para lograr que  estudiantes y trabajadores, formarán parte del siempre fuerte equipo de la Universidad de Cartagena.

Taharón nunca fue llamado por los directivos de la Liga para dirigir a Bolívar en campeonatos nacionales, pero cosas de nuestro béisbol, varias de los jugadores del equipo universitario representaban a Colombia con lujo de detalles.

Ese detalle que hace parte de los códigos secretos del béisbol en Bolívar no le preocupaba, ni se inmutaba cuando alguien le preguntaba, su misión, lo suyo, era dirigir al equipo de su  institución.

Taharón promovió a muchos jugadores jóvenes en la novena universitaria y en algún momento, cuando una de las estrellas tenía que salir del equipo por diversas circunstancias, sabía reemplazarlas con mucho tino.

El inolvidable maestro, Antonio Pizza Hernández, bautizó al equipo como la “Guerrilla de Marquetalia”, parangonándolo podemos señalar que el “Comandante en Jefe” sabía perfectamente cuales eran sus objetivos.

Como dice el gran poeta, Alberto Cortez: “cuando un amigo se va queda un espacio vació, que no le puede llenar la llegada de otro amigo… cuando un amigo se va…una estrella se ha perdido, la que ilumina el lugar donde hay un niño dormido… cuando un amigo se va se detienen los caminos y se empieza a rebelar el duende manso del vino”.

Posdata:
En algún sitio del centro del centro de tu Cartagena del alma, seguiremos la tertulia entrando en calor con una cerveza bien fria o compartiendo un tinto doble en pocillo grande… Gracias por tus enseñanzas maestro…

Freddy Jinete Daza
Desde algún lugar del mundo
Lunes 1/04/2019